miércoles, 7 de junio de 2006

La Historia de la Filosofía... (1)

Como puede verse, los posts heredados de Turangawaewae se distinguen por la letra y su color. Decidí mantener los originales, a pesar de que no siempre van con el fondo de esta bitácora, para facilitar su distinción...


Como dijo una vez el poeta Jean Paul, los libros son voluminosas cartas para los amigos. Con esta frase estaba llamando por su nombre, tersa y quintaesencialmente, a lo que constituye la esencia del humanismo: humanismo es telecomunicación fundadora de amistades que se realiza en el medio del lenguaje escrito. Eso que desde la época de Cicerón venimos denominando humanitas es, tanto en su sentido más estricto como en el más amplio, una de las consecuencias de la alfabetización. Desde que existe como género literario, la filosofía recluta a sus adeptos escribiendo de manera contagiosa acerca del amor y la amistad. No es sólo un discurso sobre el amor por la sabiduría: también quiere mover a otros a ese amor. El hecho de que la filosofía escrita haya podido siquiera mantenerse como un virus contagioso desde sus comienzos hace más de 2.500 años hasta hoy, se lo debe al éxito de esa facilidad suya de hacer amigos a través del texto. Así ha logrado que se la siga escribiendo de generación en generación como una de esas cartas en cadena y, a pesar de todos los errores de copia, o quizá precisamente por ellos, ha ido atrapando a copistas e intérpretes en su fascinante hechizo creador de amigos.

Peter Sloterdijk,
Normas para el parque humano. Una respuesta a la Carta sobre el humanismo de Heidegger,
Madrid, Siruela, 2.001,
págs. 19-20

Al menos dos cuestiones que hay que tener en cuenta para comenzar: la Historia de la Filosofía puede considerarse como un epistolario retroactivo en el que los filósofos contestan a los filósofos anteriores, e incluso a sus coetáneos, para que sus contestaciones sean leídas por otras personas en el presente y en el futuro... y así sucesiva o simultáneamente.
La filosofía depende del texto escrito y su historia es una historia de textos y de las circunstancias que los rodearon, de las discusiones que se hicieron sobre ellos, de cómo cambiaron o mantuvieron su significado... Estos textos, para que pudieran reconocerse como filosóficos tendrían que tener algo específico, que ha resultado muy difícil definir, dada la variedad y diversidad de los mismos. Ahora bien, estos textos tienen en común haber despertado el interés y la polémica, haber sido cartas que merecieron respuesta en distintas épocas... de hecho, lo que vamos a hacer aquí es, en el fondo, intentar recordar fragmentos de estas cartas y sus respuestas, dar respuestas propias, si cabe, volver a leer los textos...
Esta es nuestra contribución al contagio filosófico general del futuro y del presente, a la efectividad del virus filosófico, a la amistad con la sabiduría...