lunes, 29 de enero de 2007

Etiquetas

Me pasó la dirección Nat, de Guerra a la Penumbra y Notas en el margen. Está en El Lolaberinto. Pero no me resisto a copiarla yo también. Creo que es buena para leerla solo, pero también para trabajarla con los alumnos y alumnas de la Escuela Secundaria. Muy buena:

Etiquetas (Álvaro Fraile)

Le llamas indecente porque anda entre la gente de mala reputación
la llamas transgresora porque no hace caso a normas que no dicte el corazón
le llamas idealista por querer vivir al día cada nuevo amanecer
y a ese ni le llamas porque nadie se acuerda de él

la llamas facilona por confundir siempre toda relación con amor
le llamas optimista porque su punto de vista lleva siempre algún color
le llamas inmaduro porque un día vio el futuro y así no se quiere ver
no sabes llamar a ese porque ni le quieres conocer

le llamas el vendido porque cantó convencido y oye, su canción gustó
le llamas retrasado porque va más lento y claro retrasa la producción
le llamas el hortera porque en verdad se la pela vestir mal o del revés
algo malo llamas a ese porque tú no le puedes ni ver

pon una etiqueta a cada persona y tú tranquilo ya verás como aún nos sobran etiquetas para ti.

la llamas anticuada porque para ella es sagrada su religión y su fe
le llamas bicho raro porque no lo tiene claro y no sabe muy bien quién es
le llamas extranjero porque un día tuvo un sueño que acampó en otro país
a ese no quieres llamarle que a saber que dice él de ti

le llamas diferente porque le es indiferente ser distinto a los demás
le llamas progresista porque piensa que en la vida de algún modo hay que avanzar
le llamas pordiosero porque eligió ser austero sin lujos ni propiedad
y a ese no sabes llamarle porque no se te ha ocurrido ná

le llamas el asalta cunas por enamorarse de una que veinte años menor que él
le llamas la maricona porque ama a las personas sin fijarse si es mujer
le llamas revolucionario por no pasar por el aro por creer en la igualdad
y como a ese se la sopla te cansaste de llamarle ya

hay una etiqueta intransigente a punto de ser puesta para siempre en tu frente, una etiqueta para ti.