lunes, 22 de enero de 2007

Comunidad de bienes y amistad.

Las cosas de los amigos son comunes.

Según varios autores antiguos (Platón, Timeo, Aristóteles, Diógenes Laercio), esta afirmación proviene de Pitágoras. Después, a lo largo de los siglos, ha tomado muchos sentidos (lo mío es tuyo, dicho en ambas direcciones; lo mío es tuyo, pero no todo; si te hace falta, te presto algo; un día de estos nos vemos y tomamos unas copas en algún sitio, no en mi casa, pago yo).