domingo, 21 de enero de 2007

El filósofo es ...

... como Wilbur observó una vez, el que tiene la lengua fuera y la pierna flexionada, porque cada vez que entra un trasero en su territorio tiene que tomar una decisión, en una fracción de segundo, en el sentido de lamerlo o patearlo.

Tibor Fischer, Filosofía a mano armada,
Barcelona, Tusquets, 2001, pág. 313