jueves, 22 de febrero de 2007

Séneca, antinómada...

Le escribe Séneca a un amigo:

"Por lo que me escribes, y por lo que siento, concibo buenas esperanzas, ya que no andas vagando y no te afanas en cambiar de lugar. Estas mutaciones son de alma enferma; yo creo que una de las primeras manifestaciones con que un alma bien ordenada revela serlo es su capacidad de poder fijarse en un lugar y estar consigo misma."

Elogio de la ancianidad (cartas morales a Lucilio), I, II
Barcelona, folio, 2007, pág. 11


Y continúa, insistiendo, para demostrar la inconveniencia de la mudanza constante del viajero:

"...a los que pasan su vida corriendo por el mundo les viene a suceder que han encontrado muchas posadas, pero pocas amistades..."
Elogio de la ancianidad (cartas morales a Lucilio), I, II
Barcelona, folio, 2007, pág. 11

¿Acaso no se puede estar con uno mismo en movimiento, en el viaje, en la mudanza y en el cambio? ¿Acaso la amistad es imposible en la distancia y el encuentro?

Mmmm... hay otros textos en los que muestra un estoicismo relativamente amable. En estas cartas se vuelve rígido y obsesivo, negativo:

"y si te fijas bien, la mayor parte de la vida la pasamos entregados al mal; otra parte, y no menguada, sin hacer nada, y toda la vida haciendo lo que no debíamos hacer".
op.cit. pág. 9

¡Qué visión más amarga y resignada!

3 comentarios:

senior citizen dijo...

También alguien dijo:

A donde quiera que vaya, el hombre no hace más que buscarse a sí mismo.

Profesor Portillo dijo...

E incluso, a veces, encontrarse... sólo hay que saber mirar y no esperar fuegos artificiales.

Presupuesto Reformas Madrid dijo...

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

reformar piso en madrid


empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

reformar piso en madrid