lunes, 12 de febrero de 2007

Elecciones

A veces es tan simple como decirle adiós a Arguyol, a Gombrowicz, a algún otro que no quiero nombrar siquiera y quedarse con la vida, con el arte y la filosofía.