lunes, 26 de febrero de 2007

El laberinto del Fauno

La fui a ver. Me pareció impresionante. Me gustó y me dolió. La magia y los bosques ayudaban a soportarlo, pero lo que contaba era la muerte y el dolor, la dictadura cazando rebeldes y la tortura, la sangre...

Ahora la han premiado de nuevo. Deberían haberla premiado más. La guerra y el dolor sólo deberían de verse como en esta película, denunciados, y nunca como herramientas gloriosas de cualquier Imperio...