miércoles, 28 de febrero de 2007

Por la mañana

Por la mañana de un día de banderas,
las calles vacías,
apenas ruido,
dirijo mis pasos hacia las personas.

La mayor parte se esconde en el descanso.

Algunas tras trapos de colores con recuerdos de gloria y sangre.

¿Para qué sirven las banderas...
y a quién sirven?