lunes, 20 de noviembre de 2006

Ashkelon y los niños

Ashkelon, o Ascalón, la ciudad natal de Herodes, es en la actualidad una hermosa ciudad a orillas del Mediterráneo, con un amplio pasado y muchos restos arqueológicos, rodeada de enclaves similares, bien dotada de hoteles y alojamientos turísticos, con una planta desalinizadora de aguas, un puerto deportivo, pero no escribo sobre ella para hablar del presente.

Acabo de ver un documental en Discovery sobre el hallazgo de cien cadáveres de recién nacidos en una cloaca romana en las cercanías de una casa de baños (posiblemente usada también como burdel) en el Ashkelon romano.

Después de darle muchas vueltas, la interpretación que presentaban era que durante un siglo, al quedarse embarazadas, las trabajadoras del burdel fueron librándose de los niños al nacer éstos. ¡Toda una broma que la ciudad natal de Herodes se haga famosa por un infanticidio...!

La noticia y toda su documentación es terrible. Sea correcta o no la interpretación que se nos propone, los hechos muestran cien recién nacidos sanos (según indican los análisis forenses) muertos a golpes o por abandono en la cloaca. Los hechos muestran una costumbre que duró en el tiempo... en un tiempo en el que los niños no eran considerados humanos del todo (según nos dice el documental) en los primeros días o los primeros meses de su vida.

Los argumentos son también terribles: posiblemente esto fuera así para defenderse afectivamente de la alta mortalidad infantil, posiblemente por esto no están enterrados en cementerios, tal vez porque quisieran deshacerse de ellos, tal vez había más niños que niñas porque las tarabajadoras del burdel se quedaran con las niñas para que las sucedieran en el futuro, etc.