viernes, 15 de septiembre de 2006

Una especie menos...

Parece ser, dicen desde principios del verano, que se ha extinguido el rinoceronte negro... Tristes decimos adios a una de las bestias de nuestros sueños, un animal mitológico que lo mismo rebanaba un muslo en Dactari, que hacía saltar a Tarzán o poblaba nuestros sueños de impresiones increíbles. Lo peor es que sabíamos que iba a pasar y no pusimos remedio...