domingo, 2 de julio de 2006

Ya voy camino...


Es inicio de verano y aún no he llegado allí. Pero sé que me
espera, igual que yo espero, el olor a tiza, el color verde,
el ruido de la entrada por la mañana, los distintos ritmos
acompasados de los alumnos y alumnas que andan por la
calle, por los pasillos, por los patios. Disfruto ahora esta
sensación de comenzar de nuevo, de construir un sitio
en el aula, en el centro, de crear una persona que se haga
presente allí educando, viviendo las horas que todos los
días, de lunes a viernes, allí se viven y se comparten.