lunes, 17 de julio de 2006

Estos días terribles...

Me voy de vacaciones y, desde que no escribo en la bitácora, Ratzinger el Papa defiende a la familia tradicional, su portavoz, Navarro-Vals, se indigna públicamente porque el presidente del gobierno de España (estado no confesional) no ha ido a la misa del domingo anterior, muere un soldado español en Afganistán e Israel sigue matando indiscriminadamente en Gaza, destrozando la cotidianeidad, el trabajo, el estudio, el ocio...

En México hay sospechas de fraude electoral, en Bélgica un pederasta ha asesinado a dos niñas, en España se sigue discutiendo sobre la manera de acabar con el terrorismo de ETA, han descarrilado vagones de metro y de Talgo, ha muerto mucha gente en la carretera... así que no sé ya si es oportuno que muestre mi alegría porque Bruce Springteen vaya a actuar en cinco ciudades españolas con la Seeger Sessions Band.

¡Ah! Y Jay Z ya no bebe champán porque no le ha gustado un comentario de un ejecutivo de una compañía champanera...

Uno o dos días después de que leyera todo esto, Israel realizó un ataque masivo sobre el Líbano que ya dura cuatro días... demasiado fuego, demasiada sangre, demasiada muerte... (En una exposición sobre Filipinas en el Centro CondeDuque de Madrid vi una caricatura en la que se hablaba de un ataque de los EEUU a Filipinas y se señalaba que "la vieja Europa permanece impasible"... Desgraciadamente podríamos publicarla ahora de nuevo y tendría sentido).

¿Por qué no acabamos ya con todas las guerras?