jueves, 10 de mayo de 2007

Ciudadanía, religión y otras vainas...

Parece que la Educación para la Ciudadanía se ha convertido en uno de los ejes de las nuevas cruzadas. Ya se han iniciado campañas de promoción de la objeción de conciencia a la misma y se han obtenido los primeros resultados, las primeras declaraciones de objeción de conciencia.

El hecho en sí de que se haga objeción de conciencia a una materia obligatoria en el periodo de educación obligatoria es llamativo, chocante. ¿Es que esas personas son tan diferentes a las demás que no precisan esta materia? La manera en que estas objeciones se presentan y se justifican es también llamativa y conduce a la confusión.

Aciprensa, que se identifica con el lema "lo que todo católico necesita saber", afirma que es una materia "que decenas de miles de españoles denuncian como un programa de "concientización" socialista" sin citar la fuente de tan arriesgada cuantificación. Plantea además, citando a una de las primeras objetoras, que esta materia "adoctrinará en función de los criterios morales e ideológicos del Gobierno de turno".

Pero la materia en cuestión no es un invento del gobierno socialista, sino que responde a las recomendaciones de la Comunidad Europea y de la UNESCO.
Los valores promovidos por la cuestionada materia son los valores comunes expresados en distintos documentos generales: Constitución española de 1978, Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 (y convenios que la desarrollan), etc. A pesar de esto, el Cardenal Antonio Cañizares plantea que la Educación para la Ciudadanía lleva al totalitarismo.

Me preocupa comprobar que desde la jerarquía de la iglesia católica española se defienda que la formación en valores internacionalmente aceptados como síntoma de humanidad lleva al totalitarismo. Me preocupa que se haga campaña en contra de este tipo de educación y se la identifique con disvalores.

Me preocupa también que el citado cardenal afirme que la enseñanza pública perdería su carácter de neutralidad ideológica si en ella se imparte Educación para la ciudadanía y que al mismo tiempo se defienda la permanencia en todos los niveles de la enseñanza no universitaria de una asignatura basada en creencias no compartidas por toda la población: la Religión Católica. Este doble rasero en la medición de lo que es o no neutral puede tener efectos nefastos sobre la formación de nuestro alumnado...

Éste cardenal, posiblemente para fortalecer su argumentación, hace también una comparación entre la Alianza de Civilizaciones, de carácter laico, y un posible entendimiento entre Cristianismo e Islam. Se queja de que en esta propuesta de alianza se postula a Dios como un factor de división y enfrentamiento... ¿Postular? No se postula nada, se afirma y de puede defender la afirmación con amplia documentación histórica y de actualidad. ¿Nos hemos olvidados ya de las guerras de religión, de las cruzadas, de la guerra santa? ¿Hemos decido, tal vez, hacer como si no nos hubiésemos enterado de la existencia de tribunales religiosos , condenas a muerte a científicos, intelectuales, filósofos? ¿Quién lleva a la intolerancia y al totalitarismo? ¿Tal vez la democracia, la división de poderes, el entendimiento de la humanidad de los demás, del doble juego de derechos y deberes en la convivencia mutua? ¿Tal vez la exclusión, la calificación de infiel, hereje..., la condena?

Seguro que esta nueva asignatura no es, ni mucho menos, perfecta. Pero deberían evitar usar este tipo de argumentos aquellos que, en nombre de la Verdad, de la que se consideran depositarios, excluyen y descalifican a los demás.

7 comentarios:

senior citizen dijo...

¿Pero alguien le da crédito a Cañizares?

Como no sea un banco...

Profesor Portillo dijo...

:D

jose dijo...

yo quitaba la religión y también lo de la educación para la ciudadanía. que eduquen los padres, y en el colegio que den matemáticas y lengua, coñe.

me parece que llenan el horario de cosas raras: tecnología, seguridad vial, educación, lo que conlleva quitarle horas a las matemáticas, las ciencias naturales, etc

Pedro J. dijo...

Cuando uno se cree en posesión de la verdad absoluta pasan esas cosas. Supongamos que el gobierno --si tuviese güebos de verdad-- propusiese una alternativa a religión con dos bloques de contenidos: laicismo y democracia y las mentiras de la religión. Nos llevaría a una guerra civil. Lo que demuestra que la ciencia y la historia objetiva tienen mucho todavía que luchar dentro de nuestra sociedad.

Por cierto jose. Soy profe de tecnología. 1/3 de la programación es informática --entendida en un sentido amplio y no sólo como ofimática--. Hoy en día tan fundamental como la lengua. No le quites importancia. Aunque tu matización tiene cierto sentido. Es cierto que uno de los problemas más graves de sistema educativo actual es el número de asignaturas distintas que sufren los alumnos y la falta de integración de los contenidos que sí son fundamentales

Profesor Portillo dijo...

Este tema va para largo.

linux dijo...

calderas ferroli
calderas vaillant
calderas de gas
calderas saunier duval
calderas junkers
Calderas de Gas natural
Calderas gas
calderas
calefaccion
calderas
reformas
reformas madrid
Calderas
instalación de calderas
calderas de gas
aire acondicionado

Reformar Baño dijo...

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

reformar piso en madrid

empresa de reformas en madrid

reformar cocina

reformar baño

reformar casa

reformar local comercial

reformar piso en madrid