martes, 11 de septiembre de 2007

11S

Ya han pasado unos cuantos años. Todo eso tuvo consecuencias a largo plazo, y las que quedan. Y no me estoy refiriendo sólo a los atentados de aquel día. Conviene pensar. Pero no parcialmente. Conviene pensar teniendo en cuenta muchas cosas, qué argumentó cada uno y para qué, cuál era la situación de partida, qué procesos económicos, políticos, sociales estaban en el origen de todo esto, o se pusieron en marcha, o se aceleraron... El papel de las culturas, las religiones, la violencia, la economía, la globalización, tanto económica como informativa...

Todo esto no se pude reducir a la conmemoración de la muerte. Es preciso dirigirse a la construcción de las estrategias para la paz, la vida y la convivencia.