martes, 17 de octubre de 2006

¿Escribir la historia con la ley?

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado hace poco una ley que prohibe negar que el genocidio de los armenios por los otomanos entre 1915 y 1917 haya existido. En esta ley se establecen para este nuevo delito penas de hasta un año de prisión y 45.000 euros de multa. Un diputado intentó que se aceptara una enmienda por la que se permitiera a los historiadores argumentar libremente en sus trabajos académicos sobre la existencia o no del genocidio en cuestión. Esta enmienda se rechazó...

Aparte de las cuestiones de oportunidad política de esta norma (en Francia hay una importante minoría de origen armenio, las autoridades turcas se han ofendido, las autoridades armenias aplauden, Francia tiene intereses comerciales en Turquía que pueden salir perjudicados, el proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea puede peligrar...) habría que preguntarse si las estructuras democráticas deben comportarse como el Gran Hermano de George Orwell y autorizar o no las distintas versiones de la historia, castigando las consideradas inadecuadas desde el poder.

¿Un asunto de Derechos Humanos?