lunes, 2 de octubre de 2006

El viento que agita la cebada

Esta película de Ken Loach ha sido dura de ver. Sin embargo me ha gustado verla. Creo que debería verla mucha gente porque retrata una guerra de liberación sin glorificarla, haciendo ver toda su dureza y lo que hace a la gente que participa en ella. No hay coartadas ni compromisos de suavidad. Hay dolor mostrado sin mucho pudor, claridad, una buena base para la crítica a la violencia y el poder...