jueves, 19 de julio de 2007

Vistas de un paseo


Las olas no cesan en su ir y venir,
nos acompañan en el paseo,
como si descansaran del duro trabajo
de tallar escalones en la arena


y comer la base de los escalones para aparentar
imposibles raíces, plantas al revés...

Subimos el escalón de las algas escondidas
y reposamos...


aunque pronto volvemos a cargar con nuestras cosas,


que el sol se marcha


y nos espera
la noche en el matorral


para salir a jugar
...