lunes, 31 de julio de 2006

A veces se pierde...

(pero no hay problema si se sabe dónde encontrarla)

Pintura mural en la medianera.

Madrid, julio 2006

No es una "jarli", pero bueno...

Madrid, julio 2006.

domingo, 30 de julio de 2006

Waslala existe

¿Sabéis que el nombre de la mítica Waslala de la novela de Gioconda Belli corresponde también a una población real en Nicaragua?

Se trata de un municipio en la Región Autónoma Atlántico Norte (RAAN), de creación administrativa reciente. Si os interesa saber más, podéis ver la ficha municipal de Waslala, que tiene información histórica, geográfica, demográfica, económica...

Waslala

¿Habéis leído Waslala, de Gioconda Belli?

¿No?

Leedla, merece la pena.

(Yo la leí en una edición publicada en Nicaragua que conseguí gracias a una empresa del otro lado del charco que vende libros por Internet, porque las ediciones españolas estaban agotadas. Sé que se ha publicado en la Salamandra, Seix Barral y Emecé... hace poco la vi en una edición de bolsillo, de esas baratitas, pero no encuentro la información en la red).

Escribir sobre la propia felicidad

¿Es más difícil escribir sobre la propia felicidad que sobre la propia desdicha o, simplemente, tenemos menos ganas de hacerlo?

Posibles causas:

- uno está ocupado siendo feliz y no quiere ponerse en la situación del escritor, un poco a distancia;

- un poco de vergüenza, pudor de exhibir la felicidad, miedo a parecer cursi o cualquier otra cosa, al ridículo, en suma;

- miedo a exponerse, a exponer el tesoro que se está viviendo a los ojos de los demás, a crear celos, envidia; y

- miedo a romper el hechizo, desbaratar el momento... ¿a pensar?, ¿a que la felicidad descrita, explicada, analizada, mostrada, deje de ser felicidad?

7337

Bueno, la última vez que hablamos de números de visitas había 6336 en el contador del pie de la bitácora... ahora se está llegando a las 7337... unas cuantas más, 1001... (mucho capicúa)...

domingo, 23 de julio de 2006

sábado, 22 de julio de 2006



Gombrowicz sobre Sartre

Estoy leyendo los Diarios de Witold Gombrowicz, más de 800 páginas interesantes en las que se mezclan las experiencias del escritor, su actividad de crítico político y literario, y algunas reflexiones filosóficas... De aquí extraigo esta visión sobre Sartre:

Así que toda nuestra dialéctica -ya sea filosófica o ética- se desarrolla sobre el fondo de un infinito que podemos denominar forma incompleta y que no es oscuridad ni claridad, sino precisamente una mezcla de todo, fermento, desorden, impureza y azar. El adversario de Sartre no es el cura. Sí que lo es el lechero, el farmaceútico, el hijo del farmaceútico y la mujer del carpintero, lo son los ciudadanos de la esfera intermedia, la esfera de la forma y el valor incompletos, que siempre es algo imprevisible, una sorpresa. Sartre también encontrará en sí mismo a un adversario de la misma esfera, a quien podría llamársele "Sartre incompleto". Y sus razones se basan en el hecho de que ninguna idea ni forma serán jamás capaces de abarcar la existencia, y cuanto más universales sean tanto más mentirosas resultarán.

Witold Gombrowicz, Diario (1953-1969),
Barcelona, Seix-Barral, 2005,
págs. 140-141

¿Enigma?

De la mar a la mar, pasando por el fuego, voy.
¿Me lleva el fuego?

viernes, 21 de julio de 2006

"Bitacoritis" this night...

Mejor paro ya. Tomaré un astringente que seque esta marea, para no inundar de posts la fecha hasta el punto de que ya no puedan leerse. Mejor me voy a dormir.
---------------------------------------------------
Bitacoritis: inflamación anormal de la bitácora que tiene como síntoma principal la temida postorrea.
---------------------------------------------------
Postorrea: publicación desordenada y excesiva de posts en una bitácora afectada de bitacoritis.
---------------------------------------------------

Desagüe


¿Por dónde se fueron
tantos estúpidos planes,
tantos propósitos débiles,
tantas alucinaciones que traen la siesta y la noche?

He vuelto al sur...



He vuelto al sur, como véis. Casi a nivel del
mar, metro más, metro menos. He vuelto a
ese calor que nos persigue y nos hace huir
hacia la costa, más al sur aún. He vuelto al
sur, como véis. A las tardes lentas en las
que se piensa cómo salir del estío para
entrar en la canícula (y qué será mejor).
He vuelto al sur, donde se buscan
las avenidas que conducen
a las olas y la arena,
donde, simplemente,
se busca como
vivir mejor.


Desde pequeños se aprende...


Se aprende a vivir la noche debajo o alrededor de un paso, se aprende a trabajar en equipo montándolo, llevándolo... pero también se aprende que la calle es del paso antes que del resto de los vecinos, se aprende a tocar tambores por la noche, a pedir para financiar las fiestas de las creencias propias... todo va en el lote.

Bajo otra ciudad...



Contradicción


A veces, quien más te quiere mira para otro lado cuando te está pasando lo mejor que te ha pasado en los últimos tiempos...

La bitácora como historia (5)

Hay posts que te atrapan, que tienen un significado especial, que, como en la vida algunos momentos, son de los de "gusta comentarlo". Mentirías si dijeras "no sé por qué"... claro que lo sabes... lo sabemos todos los que escribimos algunos ... ¿Y los que los leen? Seguro que también tienen posts que los atrapan, que tienen un significado especial para ellos, que, como en la vida algunos momentos, son de los de "gusta comentarlo"... (¿por qué entonces no los comentan?). Mentirían si dijeran "no sé por qué"... claro que lo saben ... todos los que leemos lo sabemos ...

Sin embargo no sabemos, cuando escribimos qué de lo que escribimos va a enganchar a alguien y atraparlo, qué va a tener un significado especial, qué va a provocar las ganas de un comentario. Cuando leemos tampoco sabemos con seguridad qué atrapó al escritor, qué significa algo de verdad para él o para ella, qué, en fin, querría que leyéramos una y otra vez, y comentáramos, para poder decir algo más, para tener la excusa de volver sobre ello...

jueves, 20 de julio de 2006

Los poetas de la República

No sé dónde compré el otro día un libro que me llamó la atención: Los poetas de la República. Lo editó Hermes en 1997, y la edición estuvo a cargo de Miguel Casado y de Olvido García Valdés. En el libro se recogen poemas de Pedro Salinas, Jorge Guillén, Juan Larrea, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Dámaso Alonso, Rosa Chacel, Federico García Lorca, Emilio Prados, Rafael Alberti, Luis Cernuda y Manuel Altolaguirre.

Los editores justifican el título así:

"... esta antología acepta moverse dentro de algunas de las categorías y variaciones establecidas, como lo aconseja el medio académico al que va destinada, pero advirtiendo que se descree de ellas, tratando de dibujar mínimas líneas de fuga y proponiendo la necesidad de una relectura más libre de toda la poesía del periodo y una nueva descripción y evaluación de ella.

Por estas razones, se ha preferido el título de Poetas de la República. Con él, por un lado, se evitan los mecanicismos del término generación; por otro, se reconoce la necesidad de seguir acogiéndose, mientras la amplia relectura citada no se realice, a criterios de signo histórico y extraliterario: la República los asume con más consecuencia que una fecha pseudopoética como 1927.

El título supone el recurso a la memoria histórica, tan importante para entender el proceso literario. Es cierto que estos poetas no se distinguieron, salvo las excepciones conocidas, por su activismo político, y que no tuvieron el protagonismo republicano de algunos de sus mayores, como Antonio Machado u Ortega y Gasset. Pero también es cierto que la mayoría eligió el exilio y rechazó el nuevo régimen nacido del golpe militar de 1936; así lo hicieron también los que permanecieron en España, quizá con la única excepción de Diego.

Parece adecuado entonces que este plural proyecto de modernización poética se identifique simbólicamente con los cinco años (1931-1936) quizá más libres en la historia de España durante este siglo, al menos en el largo periodo que va de 1923 a 1977." (págs. 30-31)

Lo más importante de todo: los poemas. He vuelto a leer algunas joyas de La voz a tí debida, de Salinas, como

"Para vivir no quiero
islas, palacios, torres.
¿Qué alegría más alta:
vivir en los pronombres!"

o

"Qué alegría, vivir
sintiéndose vivido.
Rendirse
a la gran certidumbre, oscuramente,
de que otro ser, fuera de mí, muy lejos,
me está viviendo."

He retomado frases de Guillén como

"Potencia de injusticia que es el hombre"

o

"- ¿Tiene usted enemigos?
- Uno sólo:
el que me simplifica."

También he vuelto a encontrar a Aleixandre:

"Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida".

He descubierto la poesía de Rosa Chacel, que no conocía:

"Cuarenta metros cúbicos de soledad, el cuarto.
El abrigo en la percha..."

También me han vuelto Lorca, Prados, Alberti... Cernuda volvió a decirme:

"Allá, allá lejos;
Donde habite el olvido".

Y también:

"Existo, bien lo sé,
Porque le transparenta
El mundo a mis sentidos
Su amorosa presencia".

Y Manuel Altolaguirre:

"No hay muerte ni principios.
Sólo hay un mar donde estuvimos y estaremos,
un mar de peces que son como nosotros,
que vuelan cuando nacen,
que se hunden cuando mueren;
peces voladores
que saltan a la luz
sin llegar a ser ángeles".

Hay más... mucho más... me voy a leer...

Un espacio de felicidad

De un extremo ...


... a otro.

Siempre me gustó su literatura...


...sobre todo la satírica.

miércoles, 19 de julio de 2006

madridquijote

En el Centro cultural Conde Duque... un panel inmenso recoge el quijote entero... ¿una lecturita?






martes, 18 de julio de 2006

No olvidar para no repetir

Hoy hace 70 años que los militares más reaccionarios del ejército español dieron un golpe de estado contra el gobierno constitucional de la II República de España. Hoy hace 70 años que, como consecuencia de ese golpe de estado, se inició la Guerra Civil española. No debemos borrar las imágenes de la memoria.

lunes, 17 de julio de 2006

Estos días terribles...

Me voy de vacaciones y, desde que no escribo en la bitácora, Ratzinger el Papa defiende a la familia tradicional, su portavoz, Navarro-Vals, se indigna públicamente porque el presidente del gobierno de España (estado no confesional) no ha ido a la misa del domingo anterior, muere un soldado español en Afganistán e Israel sigue matando indiscriminadamente en Gaza, destrozando la cotidianeidad, el trabajo, el estudio, el ocio...

En México hay sospechas de fraude electoral, en Bélgica un pederasta ha asesinado a dos niñas, en España se sigue discutiendo sobre la manera de acabar con el terrorismo de ETA, han descarrilado vagones de metro y de Talgo, ha muerto mucha gente en la carretera... así que no sé ya si es oportuno que muestre mi alegría porque Bruce Springteen vaya a actuar en cinco ciudades españolas con la Seeger Sessions Band.

¡Ah! Y Jay Z ya no bebe champán porque no le ha gustado un comentario de un ejecutivo de una compañía champanera...

Uno o dos días después de que leyera todo esto, Israel realizó un ataque masivo sobre el Líbano que ya dura cuatro días... demasiado fuego, demasiada sangre, demasiada muerte... (En una exposición sobre Filipinas en el Centro CondeDuque de Madrid vi una caricatura en la que se hablaba de un ataque de los EEUU a Filipinas y se señalaba que "la vieja Europa permanece impasible"... Desgraciadamente podríamos publicarla ahora de nuevo y tendría sentido).

¿Por qué no acabamos ya con todas las guerras?

Otra ciudad



He vuelto...





Me recibió, al entrar en casa, un mensaje de móvil: "¿has llegado bien?".

No podía esperar mejor recibimiento.

miércoles, 5 de julio de 2006

Sueños y utopías

En este post voy a romper alguna norma de la bitácora cómoda de leer: va a ser un post enorme. También rompo la norma de no disculparse por lo que se va a hacer de todos modos... bueno, era más bien un aviso. Quien no quiera leer dos poemas largos y hermosos sobre los sueños y la utopía puede irse a la barra de desplazamiento y buscar algo más abajo, algo de género, algo sobre las guerras, algo sobre los árboles que podemos perder, algo sobre el racismo y la inmigración, algo sobre educación, algo filosófico, o, incluso, algo personal, tal vez literario...

El primer poema es la letra de una canción de Joan Manuel Serrat sobre la utopía:


Utopía
A Fernando G. Guereta
Letra y Música de J.M. Serrat


Se echó al monte la utopía
perseguida por lebreles que se criaron
en sus rodillas
y que al no poder seguir su paso, la traicionaron;
y hoy, funcionarios
del negociado de sueños dentro de un orden
son partidarios
de capar al cochino para que engorde.
¡Ay! Utopía,
cabalgadura
que nos vuelve gigantes en miniatura.
¡Ay! ¡Ay, Utopía,
dulce como el pan nuestro
de cada día!
Quieren prender a la aurora
porque llena la cabeza de pajaritos;
embaucadora
que encandila a los ilusos y a los benditos;
por hechicera
que hace que el ciego vea y el mudo hable;
por subversiva
de lo que está mandado, mande quien mande.
¡Ay! Utopía,
incorregible
que no tiene bastante con lo posible.
¡Ay! ¡Ay, Utopía
que levanta huracanes
de rebeldía!
Quieren ponerle cadenas
Pero, ¿quién es quien le pone puertas al monte?
No pases pena,
que antes que lleguen los perros, será un buen hombre
el que la encuentre
y la cuide hasta que lleguen mejores días.
Sin utopía
la vida sería un ensayo para la muerte.
¡Ay! Utopía,
cómo te quiero
porque les alborotas el gallinero.
¡Ay! ¡Ay, Utopía,
que alumbras los candiles
del nuevo día!

El segundo, de Gioconda Belli, lo completa desde el otro lado:

Los portadores de sueños

En todas las profecías
está escrita la destrucción del mundo.
Todas las profecías cuentan
que el hombre creará su propia destrucción.
Pero los siglos y la vida
que siempre se renueva
engendraron también una generación
de amadores y soñadores,
hombres y mujeres que no soñaron
con la destrucción del mundo,
sino con la construcción del mundo
de las mariposas y los ruiseñores.
Desde pequeños venían marcados por el amor.
Detrás de su apariencia cotidiana
Guardaban la ternura y el sol de medianoche.
Las madres los encontraban llorando
por un pájaro muerto
y más tarde también los encontraron a muchos
muertos como pájaros.
Estos seres cohabitaron con mujeres traslúcidas
y las dejaron preñadas de miel y de hijos verdecidos
por un invierno de caricias.

Así fue como proliferaron en el mundo los portadores sueños,
atacados ferozmente por los portadores
de profecías habladoras de catástrofes.
los llamaron ilusos, románticos, pensadores de utopías
dijeron que sus palabras eran viejas
y, en efecto, lo eran porque la memoria del paraíso es antigua
en el corazón del hombre.
Los acumuladores de riquezas les temían
lanzaban sus ejércitos contra ellos,
pero los portadores de sueños todas las noches
hacían el amor
y seguía brotando su semilla del vientre de ellas
que no sólo portaban sueños sino que los
multiplicaban
y los hacían correr y hablar.
De esta forma el mundo engendró de nuevo su vida
como también había engendrado
a los que inventaron la manera
de apagar el sol.
Los portadores de sueños sobrevivieron a los climas gélidos
pero en los climas cálidos casi parecían brotar por
generación espontánea.
Quizá las palmeras, los cielos azules, las lluvias torrenciales
tuvieron algo que ver con esto.
La verdad es que como laboriosas hormiguitas
estos especímenes no dejaban de soñar y de construir
hermosos mundos,
mundos de hermanos, de hombres y mujeres que se
llamaban compañeros,
que se enseñaban unos a otros a leer, se consolaban
en las muertes,
se curaban y cuidaban entre ellos, se querían, se ayudaban
en el arte de querer y en la defensa de la felicidad.
Eran felices en su mundo de azúcar y de viento
de todas partes venían a impregnarse de su aliento
de sus claras miradas
hacia todas partes salían los que habían conocido
portando sueños
soñando con profecías nuevas
que hablaban de tiempos de mariposas y ruiseñores
y de que el mundo no tendría que terminar en la hecatombe.
Por el contrario, los científicos diseñarían
puentes, jardines, juguetes sorprendentes
para hacer más gozosa la felicidad del hombre.
Son peligrosos
—imprimían las grandes rotativas
Son peligrosos
—decían los presidentes en sus discursos
Son peligrosos
—murmuraban los artífices de la guerra.
Hay que destruirlos
—imprimían las grandes rotativas
Hay que destruirlos
—decían los presidentes en sus discursos
Hay que destruirlos
—murmuraban los artífices de la guerra.
Los portadores de sueños conocían su poder
por eso no se extrañaban
también sabían que la vida los había engendrado
para protegerse de la muerte que anuncian las profecías
y por eso defendían su vida aún con la muerte.

Por eso cultivaban jardines de sueños
y los exportaban con grandes lazos de colores.
Los profetas de la oscuridad se pasaban noches
y días enteros
vigilando los pasajes y los caminos
buscando estos peligrosos cargamentos
que nunca lograban atrapar
porque el que no tiene ojos para soñar
no ve los sueños ni de día, ni de noche.
Y en el mundo se ha desatado un gran tráfico de sueños
que no pueden detener los traficantes de la muerte;
por doquier hay paquetes con grandes lazos
que sólo esta nueva raza de hombres puede ver
la semilla de estos sueños no se puede detectar
porque va envuelta en rojos corazones
en amplios vestidos de maternidad
donde piesecitos soñadores alborotan los vientres
que los albergan.
Dicen que la tierra después de parirlos
desencadenó un cielo de arcoiris
y sopló de fecundidad las raíces de los árboles.
Nosotros sólo sabemos que los hemos visto
sabemos que la vida los engendró para protegerse de la muerte que anuncian las profecías.

lunes, 3 de julio de 2006

Escena romana


Parto ahora hacia el destino, la suerte está echada, los augures aún no han hablado, pero las vísceras están ya palpitantes sobre las manos de los arúspices. Por el camino, sacerdotes extranjeros de extrañas sectas agitan sus piedras mágicas ofreciéndome premoniciones, adivinos y quiromantes me acosan como fantasmas con sus visiones y sus designios. Aprieto los dientes y afirmo el paso hacia el templo donde el arúspice con más experiencia me espera para leer en lo vivo lo que va a suceder. No hago cábalas ni dejo que los miedos se vistan con imágenes. Estoy nervioso, pero de un miedo desnudo que sólo tiene a la incertidumbre como argumento. Subo ahora las escaleras...

La ciudad, nunca lo mismo



Contrastes... (post dedicado)


Puedes encontrar,
en más de
un sitio,
la dureza del
metal
y de la máquina,

del esfuerzo,
del
cansancio...

...

... pero,
inesperadamente,
incluso allí
donde esto ocurre,
puedes encontrar,
de golpe,
cajones
llenos
de
ternura.


seis mil trescientos treinta y seis (6336)

... otro de esos números ...

domingo, 2 de julio de 2006

Ya voy camino...


Es inicio de verano y aún no he llegado allí. Pero sé que me
espera, igual que yo espero, el olor a tiza, el color verde,
el ruido de la entrada por la mañana, los distintos ritmos
acompasados de los alumnos y alumnas que andan por la
calle, por los pasillos, por los patios. Disfruto ahora esta
sensación de comenzar de nuevo, de construir un sitio
en el aula, en el centro, de crear una persona que se haga
presente allí educando, viviendo las horas que todos los
días, de lunes a viernes, allí se viven y se comparten.

Luz oscura

Cuando la luz es extraña y peculiar. Cuando el sol es oscuro. Cuando los ojos escudriñan asombrados entre las sombras brillantes de las cosas. Cuando nada está como debe, nada luce como has supuesto siempre, pero todo se reconoce con un brillo y una sombra nuevos, diferentes. Entonces puede surgir el miedo. La extrañeza abre las puertas de la caja en que el miedo se esconde. Lo de siempre, lo de todas las mañanas, está ahí... pero es raro, diferente, está alterado... y no podemos reconocer cuál es su alteración. La enorme palmera que corona la plaza más cercana sigue ahí... pero algo le pasa, no la han podado, eso sería tranquilizador incluso, ya estaba muy frondosa... Pero no. Todas sus palmas siguen ahí, y los pocos racimos de semillas que le quedaban ayer también. Pero ya no es tu palmera y tu plaza, aunque sí, algo ha cambiado y no sabes... Si supieras te tranquilizarías, te sentarías a disfrutar de los nuevos colores y las nuevas luces... pero no sabes, y entonces surge el miedo... Sin embargo, también puede surgir una sonrisa que te permita caminar tranquilamente hasta la plaza, encontrarte con esas extrañas personas en que se han convertido tus vecinos, comentar lo sucedido y reír... preguntarte si tu cámara será capaz de recoger estos nuevos colores y volver por ella para recoger la belleza diferente que tiene el día... mirar a los ojos de neón de las personas y sentir cómo también le llegan a los tuyos las miradas...

sábado, 1 de julio de 2006

Haikus (23) Haikus para asesoras y asesores de formación del profesorado.

En una reunión preparatoria para la elaboración del Plan de actuación 2006-2007, atascados en algunas cuestiones, los comentarios fueron tomando forma de haiku...

Este es el resultado:

Las líneas vienen
de servicios centrales
ya definidas.

------------------------

Priorizaciones,
qué ponemos delante,
por qué razones.

-------------------------

Diagnosticamos
deseos, centros, tiempos,
necesidades.

--------------------------

Todas y todos
solos diagnosticamos
como podemos.

---------------------------

Los calendarios,
tareas, comisiones,
coordinaciones.

----------------------------

Nuevos ámbitos
para formar al profe
o que se forme.

Monty Python - International Philosophy

A veces los filósofos hacen cosas raras... como jugar al fútbol... a su manera. Y si no, véase este vídeo del partido entre las selecciones filosóficas de Alemania y Grecia.

Marginalia (3)

Puedes llegar al otro extremo del mapa, conocer lugares increibles, reír en ciudades mágicas respirando el aire enrarecido y feliz de las alturas. Puedes creer que todo va bien y que estás haciendo algo. La borrachera del momento te ayuda a mantener la excitación del descubrimiento, de la inmersión, la increible sensación que se produce cuando las paredes de tu mundo se ensanchan y se amplían. Cuando de golpe lo que en tu mundo era una línea en un libro, tal vez una foto, pasa a tener imagen en movimiento, olor, sonido... Los colores son nuevos y también viejos conocidos, los olores mezclan lo básico que descubriste hace ya mucho con miles de matices inexplicables que nunca habías sentido. Los sabores son nuevos, incluso, a veces, el tacto. Los sonidos adquieren nuevas cadencias que se mezclan con las ya conocidas en un delicioso guirigay... Puede haber pasado ya todo eso y no haberse alterado ni un ápice los cimientos de tu mundo, el sentido de las cosas, tu misma percepción.

Pero también puede ocurrir que, de golpe, algo que ves, que oyes, que hueles, que tocas, que saboreas... algo que te impregna, te cambia. Se rompe el mundo, se agrieta el sentido. Ya no sirve lo que habías pensado, o sí, pero no tal como lo habías pensado. Tu mundo se amplía, sí, pero no estirándose, pero no tirando de sus límites como si fueran bandas elásticas que permiten abarcar cada vez más y más dentro del mismo paquete. Tu mundo se amplía, pero rompiéndose. Porque lo que estás viviendo no cabe en él. Entonces se rompe, se reorganiza, se recoloca. Las cosas cambian de sitio y de importancia. Algunas parecen diluirse, otras fortalecerse... lo que no existía comienza a existir... saltan chispas y chocan los continentes buscándose y huyéndose...


Tu mundo cambia, tu mundo ya no existe, es otro... No te engañes. ¿Qué pasó contigo mientras? No te rías, es importante. Si no pasó nada, puede que te sientas perdido en ese nuevo mundo que ya no es el tuyo, que tiene las cosas en otro sitio y que no entiendes de golpe... Si algo pasó, puede que te orientes, bien o mal, tardarás en saberlo, que tus fines sean otros, otras tus preferencias... No ha quedado todo arrasado, ¿o sí? Tal vez reconozcas algo de lo que veías antes, tal vez todo esté en su sitio de siempre, pero con intensidades diferentes... El mundo y tú, tú y el mundo... Abres un nuevo horizonte en el que te recortas o te fundes de una nueva manera, porque ya eres otro... ¿o es que te creías que estabas a salvo de todo cambio? ¿O es que te creías que no podías ser tocado por lo que te circunda y te constituye?

Te levantas una mañana, nuevo tú en tu nuevo mundo. Miras alrededor, mírate también a tí mismo. Averigua en qué se ha convertido tu mundo y en qué te has convertido tú. ¿En qué estás? Ya sabes, puedes llegar al otro extremo del mapa y volver con un bonito album de vacaciones, siendo el mismo y con más fotos en el album de lo que sigue siendo tu mundo de siempre, ahora un poco más grande y detallado... pero puede ocurrir que algo te invada el sentido, cambie, rompa, rehaga... y entonces el album ya no será el album del mismo mundo, ni tú serás tú, sino otro, tal vez casi igual, pero nuevo... y nada de esto es magia, sino sólo y únicamente realidad que cambia.

Tal vez fuera...

La risa no le permitió saber qué pasó cada día de ese tiempo. Primera mentira. No pudo ser la risa. La risa divierte, no ciega. La risa alimenta, no oculta. La risa consigue que se muevan mundos y encajen, aunque sea a su propia costa. La risa muere a veces trayendo el conocimiento por medio del humor y la ironía... queda entonces como un pobre gesto sin fuerza ya, que aún se resiste a abandonar la cara, la postura de los labios y las mejillas, que casi duelen de ridículo y sin sentido.

Si no fue la risa, qué fue. Tal vez fuera la idea. Segunda mentira. No pudo ser la idea. La idea no retrata un mundo ni una persona. La idea es amplia y vacía, debe llenarse, combinarse, interpretarse y utilizarse... debe lanzarse al mundo para poder hacer algo. Sólo, en sí misma, no es nada más que un sentido que no tiene objeto...

Si no fue la idea, qué fue. Tal vez fuera la conspiración. Atractiva opción en la que el mundo convierte al sujeto en víctima, los otros se imponen y no se puede hacer nada, por lo tanto no hay nada que hacer, no hay necesidad de hacer nada ni se puede reclamar no haber hecho nada... Pero la conspiración tampoco pudo ser. La conspiración es, en general, ruidosa. Sea de una persona o del mundo entero, la conspiración se muestra diariamente llenado de muros, cortes de luz, caídas de servidor y terribles troyanos la vida del sujeto... ¿cómo no darse cuenta entonces de lo que está pasando? ¿Es que es posible darse cuenta de cada cosa que pasa pero no de lo que está pasando?

Si no fue la conspiración, qué fue. Tal vez fuera...

STOP racismo. Derechos Humanos y desarrollo.



¿Cómo podemos arrogarnos el derecho a redefinir su identidad,
saquear la economía de su país,
obligarla a asumir un modelo de desarrollo,
venderle un lejano paraíso occidental
y, cuando llega, declararla inmigrante ilegal?